Minimalismo, Noticias

8 consejos para empezar con el minimalismo

Om101 8 consejos para empezar con el minimalismo

Si te sientes atraído por el minimalismo y motivado para llevar una vida más minimalista, pero no sabes por dónde empezar, tranquilo, es normal, nos ha pasado a todos. A través de esta serie de artículos sobre minimalismo en la práctica, queremos ayudarte a empezar a reducir con sentido, con calma y sobretodo, disfrutando del proceso.

 

A continuación 8 consejos para que empieces a aplicar el minimalismo en tu vida desde hoy mismo:

1. Sigue el método C.O.R.

El método C.O.R. es el proceso de simplificación en 3 pasos: 1. Cuestionar – 2. Observar – 3. Reducir.

Puedes aplicarlo en cualquier ámbito de tu vida: desde la casa a tu trabajo, tus aficiones o tus amistades. Te recomendamos empezar por áreas de tu vida que no tengan una gran carga emocional pero que aún así sientas la necesidad de un cambio: ordenar alguna habitación o reducir tu ropero.

En el artículo Cómo empezar con el minimalismo te damos mucho más detalle de este proceso de reducción en 3 pasos. Puedes leerlo clicando aquí.

2. No te pongas objetivos

Esto no es una competición para deshacerte del mayor número de objetos posibles. Ni tampoco lo tienes que hacer en un plazo de tiempo determinado. El minimalismo no tiene un final, sino que es un proceso continuo de observación y cuestionamiento. Tómatelo con calma, sin estrés ni presiones. Si no tienes claro con qué te quieres quedar y con qué no, apárcalo por el momento y ya lo retomarás más adelante.

3. Sé tu mismo

No te dejes influir por los demás, no necesitas la aprobación de los que no son minimalistas ni tienes que hacer las cosas como los que son minimalistas. No vas a ser más o menos minimalista por hacer las cosas de una determinada manera o por tener un cierto número de objetos.

Está bien observar y buscar inspiración, pero el minimalismo es un proceso de aprendizaje, de descubrimiento y desarrollo personal. Es el sendero de tu vida y solo tú puedes saber cómo caminarlo.

4. ¿Me lo compraría ahora?

Si dudas sobre quedarte o no algún elemento, seguramente sea que ni lo necesites ni te inspira mucha felicidad. Pero si no lo tienes claro, siempre te puedes hacer esta pregunta: “¿me lo compraría ahora?”. La respuesta suele ser “no”.

En cosas de las que podamos tener cierto vínculo emocional, nos puede ayudar a tomar una decisión observar la sensación que crea en nosotros. Toma un objeto, cierra los ojos e intenta analizar qué sientes. Las cosas que nos aportan valor suelen provocar una sensación de relax en el cuerpo y una energía positiva. La energía de las cosas que no nos aportan valor es muy diferente.

5. Dale una segunda vida a tus cosas

Excepto si está muy viejo y es imposible darle uso, busca la manera de darle una segunda vida a las cosas de las que te quieres deshacer. Puedes:

  • Donar a organizaciones sin ánimo de lucro o a bancos de ropa.
  • Vendiendo en plataformas como Wallpop o Vinted.
  • Regalar a conocidos a quien sabes que les aportará más valor que a ti.
  • Dándole nuevos usos como la ropa convertida en trapos.

Si estás especialmente interesado en minimizar tu ropa, puedes leer el artículo: Cómo reducir tu armario de forma fácil y rápida.

6. Reduce tus compras lo máximo posible

Cuando empezamos con el minimalismo, prestamos mucha atención a lo que tenemos y estamos dispuestos a deshacernos de mucho de ello. Sin embargo, nuevas cosas siguen entrenando en casa porque no dejamos de comprar. Vivimos en una sociedad muy consumista y el hábito de comprar lo tenemos muy arraigado.

Recibimos entre 3000 y 5000 mensajes publicitarios diarios que no dejan de repetirnos que el secreto de la felicidad y el fin de todos nuestras males está en hacernos con el próximo objeto. Además el comprar provoca un chute de dopamina que nos genera una sensación de felicidad y satisfacción momentánea que es muy adictiva. Y después del subidón, viene el bajón que solo sabemos superar volviendo a comprar.

Para salir de este bucle, te proponemos no comprar nada durante una buena temporada, a parte de lo estrictamente imprescindible, como comida y productos de limpieza del hogar e higiene. No se trata de no volver a comprar nada nunca más, de no volvernos a dar un capricho. Pero si pasamos un tiempo sin comprar, romperemos el hábito establecido y nos daremos cuenta que podemos vivir con mucho menos de lo que necesitamos.

Cuando realmente necesitemos algo por algún motivo, siempre puedes pedirlo o alquilarlo. Por ejemplo, ¿para qué comprarse un traje o vestido para un boda que no vamos a volver a utilizar nunca más?

7. No sermonees

Esto es un error muy humano que cometemos todos. Descubrimos algo relevante, sentimos los beneficios que trae a nuestra vida y nos ponemos a predicar la buena nueva. Normalmente el resultado es todo lo contrario de lo que buscábamos: generamos rechazo. Cada uno debe seguir su camino y lo que te funciona a ti no significa que le funcione a otra persona. Puede que éste no sea su momento o que haya elegido otro camino de desarrollo personal igualmente válido.

En el caso de convivir con otra gente, céntrate en reducir tus áreas y tus cosas. No intentes que quien conviva contigo adopte también hábitos minimalistas. Si ven un cambio positivo en ti, tal vez les inspires a cambiar ellos también.

Y si sientes la necesidad de compartir lo que estás aprendiendo, siempre puedes escribir un blog o hacerte YouTube. De hecho nosotros creamos Om101 para dejar de dar la chapa a nuestros amigos y que nos hiciera caso quien le interesara lo que contamos.

8. ¡Disfruta!

Esto es lo más importante de todo y muchas veces se me olvida. Si entramos en el minimalismo es porque creemos que nos puede hacer más felices. Si no es el caso, ¿qué sentido tiene?.

Lucía, de Sencillez Plena, nos contaba en nuestro podcast, que a veces entramos en estos procesos como si fuéramos a la guerra, ¡a la lucha contra el exceso! Y Si lo hacemos desde ahí el proceso es doloroso, porque la lucha es dolor. Si lo hacemos desde la curiosidad, habrá momentos incómodos, pero también será muy satisfactorio, porque te estás descubriendo a ti mismo. Es como la energía del niño: “voy a explorar a ver qué encuentro por aquí”.

Minimalismo101 – Guía Básica de Minimalismo

Este artículo pertenece a la serie Minimalismo101 – Guía básica de minimalismo. En este guía podrás encontrar una gran variedad de artículos sobre minimalismo, información práctica para iniciarse en el minimalismo y todo tipo de recursos de inspiración y aprendizaje.  Puedes acceder a la guía clicando aquí.

 

Foto de Yoann Siloine