Noticias

Día Mundial de los Océanos | ¿Cómo reducir el consumo de plástico?

Om101 Día Mundial de los Océanos

El 8 de Junio es el Día Mundial de los Océanos. Celebramos este día para recordar a todo el mundo el gran papel que los océanos juegan en nuestras vidas. Son los pulmones de nuestro planeta, que generan la mayoría del oxígeno que respiramos. Asimismo, sirve para concienciar a la opinión pública sobre las consecuencias que la actividad humana tiene para los océanos y para poner en marcha un movimiento mundial ciudadano a favor de los océanos.

 

El día mundial de los océanos quiere movilizar y unir a la población mundial entorno al objetivo de la gestión sostenible de los océanos, fuente importante de alimentos y medicinas y una parte esencial de la biosfera. En definitiva, esta celebración es un buen motivo para celebrar juntos la belleza, la riqueza y el potencial de los océanos.

Acabar con la contaminación por plásticos

Este año, la campaña mundial “Play It Out” tiene el objetivo de acabar con la contaminación por plásticos. Décadas de un uso excesivo y el aumento del consumo de plásticos de un solo uso ha llevado a una catástrofe ambiental mundial.

Actualmente, 13 millones de toneladas de plástico se filtran en el océano cada año, lo que provoca, entre otras daños, la muerte de 100.000 especies marinas anuales. A pesar de que la mayoría de los plásticos se supone que quedan intactos durante décadas o siglos después de su uso, los que se deterioran acaban convirtiéndose en microplásticos, y los peces y otros animales marinos acaban consumiéndolos; pasando de esta manera a la cadena alimentaria mundial. Es decir, acabamos comiendo el propio plástico que tiramos a la basura.

¿Qué podemos hacer para reducir el consumo de plástico? 5 productos de plástico a los que podemos decir NO.

1. NO beber agua embotellada.

Y si no nos queda más remedio, hacerlo de Ocean52.

El 75% de las botellas de plástico nunca se reciclan: se queman, se depositan en los vertederos… o llegan al océano.

Decir «no» a las botellas de plástico no es sólo evitar que más plástico termine en el océano. Es un posicionamiento, una llamada a la acción, una pequeña pero significativa respuesta a una crisis global. Cada minuto, el equivalente a un camión de basura lleno de plástico se descarga en el océano.

El agua de Ocean52 se envasa en botellas de vidrio y en latas de aluminio. Además Ocean52 destina el 52% de sus beneficios disponibles a la protección del océano, 52 semanas al año.

Nota: este artículo no está patrocinado por Ocean52. Simplemente, nos encanta esta marca.

2. NO utilizar vasos, cubiertos y pajitas de plástico desechables

Piensa en el uso de una pajita de plástico: 15 minutos en tu copa, 500 años en el mar.

Los cubiertos de plástico no se pueden reciclar debido a su tamaño. Mientras en otro tipo de productos resulta más complicado evitar el plástico, el caso de los cubiertos es bastante sencillo. La mejor opción es sin duda cubiertos reusables de metal, y en su defecto de otro material (madera, bambú, …) . Si vamos a utilizar cubiertos desechables, intentemos que sean 100% ecológicos.

3. NO comprar productos en envases de plástico

Cada vez es más habitual en los supermercados y tiendas locales la posibilidad de comprar productos a granel. Sin embargo, en vez de coger uno a uno los tomates que queremos comprar, nos sigue tentando la opción del paquetito, porque es más rápido, más conveniente y más fácil de almacenar en la nevera. Si lo pensamos bien, ¡qué tontería! no solo contaminamos más, sino que es más caro (pagamos un sobrecoste por manipulación y envase).

Aunque nos requiera un pequeño esfuerzo adicional, cuando sea posible, optemos siempre por productos sin envasar. Y si vienen envasados, que sea en recipientes de vidrio o papel/cartón.

4. NO utilizar bolsas de plástico

Parece una obviedad, más ahora que en muchos países se ha puesto fin a la bolsa gratuita y surgen alternativas reciclables a precio asequible. Pero aún así, las cifras son abrumadoras. Natura Medio Ambiental nos cuenta:

  • A nivel mundial se usan 1 trillón de bolsas de plástico.
  • Anualmente se gastan 100 millones de barriles de petróleo, a nivel mundial, para fabricar las bolsas de plástico.
  • China consume diariamente 3.000 millones de bolsas al día.
  • Cada minuto se usan 1 millón de bolsas.

Las medidas adoptadas por las administraciones públicas y el sector de la distribución han propiciado un importante descenso del número de este tipo de envases, aunque sigue siendo muy elevado: de media los españoles usamos 180 bolsas de plástico por habitante y año, lo que equivale a una bolsa por persona cada dos días. Es decir, una burrada.

Con un poquito de esfuerzo, todos podemos reducir el consumo de bolsas de plástico. En Viviendo La Tierra nos proponen los siguientes consejos:

  • Ir al supermercado con bolsas reutilizables (por ejemplo de tela).
  • Usar bolsas de tela o de papel para transportar el pan.
  • Asegurarse de que el comercio en el que se consume cumple con las normativas establecidas y otorga bolsas biodegradables.
  • Guardar o transportar alimentos en recipientes. No es necesario que todo lo que se consuma sea depositado en una bolsa.

5. NO consumir productos congelados

Según Art Surf Camp, los alimentos congelados pueden ser muy cómodos, pero tanta comodidad genera un montón de envases de plástico – incluso los artículos con envases eco-friendly están en realidad recubiertos de una capa delgada de plástico. Aunque pueda resultar complicado renunciar a la comida congelada, los beneficios son más que evidentes: vamos a comer alimentos mucho menos procesados y evitar los productos químicos en sus envases de plástico.

Foto de Matt Hardy