Alimentación

Cómo desperdiciar menos comida en Navidad

Om101 desperciar menos comida navidad

Consejos sencillos para desperdiciar menos comida antes, durante y después de Navidad. ¡Nuestro bolsillo nos lo va a agradecer!

 

Cada año generamos más de 1700 millones de toneladas de despercicios alimenticios, con graves consecuencias en la economía, la sociedad y el medioambiente.

Es muy positivo que de forma paulatina, y gracias a una mayor conciencia mediomabiental, se estén desarrollando regulaciones y normativas con el objetivo de disminuir la basura que generamos. Por ejemplo, obligando a los supermercados a donar productos perecederos, o haciendo pagar más impuestos a los establecimientos que generen más desperdicios.  

Sin embargo, cada uno de nosotros de forma indivudal también puede aportar su granito. Especialmente en Navidad, fechas en las que se estima que una tercera parte del carro de la compra acaba en la basura. Nuestro bolsillo también lo va a agradecer.

Vamos a ver qué podemos hacer durante los 3 momentos clave de Navidad:

Antes de Navidad

Muchos de nosotros viajamos en Navidad, porque vivimos lejos de nuestras familias y volvemos a casa como el turrón, o porque nos vamos de vacaciones a algún lugar. La consecuencia es una nevera llena de alimentos con riesgo de acabar en la basura.

Si nos organizamos con antelación y procuramos dejar de comprar para consumir lo que tenemos, podemos evitar acabar teniendo que vaciar la nevera tirándolo todo a la basura.

En Alimentarte nos proponen el “Reto Cero Desperdicios Alimentarios”, con el objetivo de vaciar la nevera sin generar ningún desperdicio.

Durante Navidad

La clave es planificación:

  • Planificación de los menús, tanto de los días festivos como del resto, cuando seguramente nos apetezca comer de forma mucho más ligera.  
  • Planificación de cantidades razonables en función del número de comensales. Tendemos a comprar y cocinar teniendo en mente raciones mucho más grandes de lo que luego acabamos comiendo.
  • Planificación de la compra, evitando salirnos de la lista y acabar comprando productos que no son necesarios.

Después de Navidad

Y por muy bien que planifiquemos, seguramente se generarán algunas sobras. Lo más práctico y rápido es repartirlas entre familiares y amigos en ese mismo momento, o incluso dar parte a nuestros vecinos. En internet hay un sinfín de recetas para darnos ideas de cómo reinventar las sobras de Navidad en nuevos platos, preferiblemente, más ligeros y saludables.

 

¿Te va a pillar el toro y no tienes ni idea qué regalar? Descubre aquí ideas de regalos minimalistas para hacer esta Navidad. 

Foto de Toa Heftiba