Meditación, Yoga

Meditación de Yoga

Om101 Meditacion Yoga Pranayama

Origen y significado

No existe un único tipo de meditación que se llame ¨Meditación Yóguica¨, así que por este término se entiende cualquier tipo de meditación enseñada en la tradición de Yoga. Yoga significa “unión”. La tradición se remonta más allá del 1700 a. de C. y su objetivo último es la purificación espiritual y el autoconocimiento. El yoga clásico divide la práctica en reglas de conducta (yamas y niyamas), posturas físicas (asanas), ejercicios de respiración (pranayama) y prácticas contemplativas de meditación (pratyahara, dharana, dhyana, samadhi).

El yoga es la tradición de meditación más antigua del mundo, y también la de mayor variedad.

Cómo se practica

A continuación te mostramos algunos tipos de meditación practicados en yoga.

La meditación de yoga más común es ¨la meditación del tercer ojo¨. Otras consisten en concentrarse en un chakra, repetir un mantra, visualizar una luz, o mantener la mirada fija.

  • La meditación del tercer ojo: consiste en mantener la atención en el entrecejo (también conocido como tercer ojo o äjna chakra¨). La atención se mantiene de forma constante en este punto, com una manera de silenciar la mente. Con el tiempo, los momentos de silencio entre pensamientos se hacen más amplios y profundos.
  • Meditación del Chakra: el practicante se concentre en unos de los 7 chakras del cuerpo, o centros de energía, a través de visualizaciones y del chanting de un específico mantra para cada chakra (lam, vam, ram, yam, ham, om). Más habitualmente se practica con el chakra del corazón, del tercer ojo, o de la coronilla.
  • Meditación de fijar la mirada (Trataka): observamos un objeto externo, típicamente una vela, imagen o un símbolo (yantras). Se practica con los ojos abiertos, y luego con los ojos cerrados, para entrenar tanto la concentración como el poder de visualización de la mente. Después de cerrar los ojos, debes mantener la imagen del objeto en el “ojo de tu mente”.
  • Meditación Kundalini: es una práctica con un sistema muy complejo. El objetivo es despertar la “energía Kundalini” que yace dormida en la base de la espina dorsal, el desarrollo de varios centros psíquicos en el cuerpo, y finalmente, la iluminación. Existen varios peligros asociados a esta práctica, y no debe ser practicada sin la guía de un yogui cualificado.
  • Kriya yoga: es un conjunto de ejercicios de energización, respiración y meditación enseñados por Paramahamsa Yogananda. Es una práctica más adecuada para aquellos con un carácter más devocional e interesados por los aspectos más espirituales de la meditación.
  • Meditación de Sonido (Nada Yoga): consistente en concentrarse en el sonido. Se empieza meditando con sonidos externos, como música de ambiente relajante (ej. Música de flautas americanas nativas), y el alumno centra toda su atención en oir, como una forma de calmar la mente y concentrarse. Más adelante la práctica evoluciona en oir los sonidos internos del cuerpo y la mente. El objetivo final es escuchar el Sonido Definitivo, que es un sonido sin vibración, y se manifiesta como “OM”.
  • Tantra: al contrario de la percepción popular en Occidente, la mayoría de las prácticas de Tantra no tienen nada que ver con rituales de sexo, que fueron practicados por muy pocos linajes. Tantra es una tradición muy rica, con docenas de prácticas contemplativas diferentes. El texto Vijnanabhairava Tantra, por ejemplo, lista 108 meditaciones, la mayoría de ellas muy avanzadas que requieren de cierto nivel de control de la mente y de calma. Algunos ejemplos de ese texto:
    • Funde la mente y los sentidos en el espacio interior, el corazón espiritual.
    • Cuando un objeto es percibido, el resto de objetos se convierten en vacío. Concéntrate en ese vacío.
    • Concéntrate en el espacio que acontece entre dos pensamientos.
    • Fija la atención en el interior de tu cráneo. Cierra los ojos.
    • Medita con ocasión de cualquier gran deleite.
    • Medita con el sentimiento de dolor.
    • Céntrate en la realidad que existe entre dolor y placer.
    • Medita en el vacío del cuerpo extendiéndose en todas las direciones simultáneamente.
    • Concéntrate como si estuvieras en un lugar muy alto o sin fondo.
    • Escucha el sonido de Anahata (chakra del corazón)
    • Esucha el sonido de un instrumento musical cuando se desvanece.
    • Contempla el universo o tu propio cuerpo llenándose de alegría.
    • Concéntrate intensamente en la idea que el universo está completamente vacío.
    • Contempla que la misma conciencia existe en todos los cuerpos.
  • Pranayama: el control de la respiración. No es exactamente meditación, pero sí una excelente práctica para calmar la mente y prepararse para la meditación. Existen muchos tipos de Pranayama, pero el más sencillo y más común es el 4-4-4-4. Esto es inhalar contando hasta 4, mantener la respiración 4 segundos, exhalar contando hasta 4, y aguantar otros 4 segundos. Repira a través de la nariz y deja que sea el abdomen (y no el pecho) el que se mueve. Repítelo unas cuantas veces. Este control de la respiración equilibra el estado de ánimo y relaja el cuerpo. Se puede practicar en cualquier lugar.

El yoga es una tradición muy rica con muchos linajes, por lo que existen muchas otras técnicas de meditación. Pero mientras las técnicas ya mencionadas son bastante comunes, el resto son más específicas o complejas.

Aprende más

Te animamos a sumergirte en  Yoga101 – Una guía (diferente) de yoga, nuestro acercamiento al mundo de yoga de una manera diferente, explorando otros aspectos de esta filosofía, aclarando ciertos mitos y confusiones, y tratando de inspirarte con contenido cercano y humano. Leer más.

¿Es para mi?

Como existen tantas técnicas diferentes, es probable que encuentres una que te guste. Si eres músico o te gusta mucho la música, tal vez Nada Yoga es algo que te atrae. Si eres un persona devota, Kriya Yoga es una buena opción. Las meditaciones Kundalini y Chakra deben ser practicadas al inicio solo con los profesores.

Probablemente la más accesible de intentar es la meditación del tercer ojo, porque es sencilla y con resultados bastante rápidos. Para los otros tipos, probablemente necesites de mayor instrucción, a través de un profesor o de un libro. Por otra parte, Pranayama es definitivamente algo de quien todo el mundo se puede beneficiar.

Este artículo pertenece a la serie Meditación101 – Guía Básica de Meditación. Click aquí si quieres leer sobre otros Tipos de Meditación.