Meditación

Meditación Cristiana

Om101_Meditacion_Cristiana.jpg

En las tradiciones orientales (Hinduismo, Budismo, Jainismo y Taoísmo), la meditación es habitualmente practicada con el propósito de trascender la mente y alcanzar la iluminación. Por el contrario, en la tradición cristiana el objetivo de las prácticas contemplativas podemos decir que es la purificación moral y una comprensión más profunda de la Biblia; o un acercamiento más íntimo a Dios/Cristo, para la corriente más mística de la tradición.

Estas son algunas de las prácticas contemplativas cristianas:

  • El rezo contemplativo: habitualmente consiste en la repetición silenciosa de palabras sagradas o frases, con concentración y devoción.
  • La lectura contemplativa: o simplemente contemplación, consistente en pensar profundamente sobre las enseñanzas y acontecimientos narrados en la Biblia.
  • ¨Sentarse con Dios”: una meditación silenciosa, habitualmente precedida de contemplación o lectura, en la que concentramos nuestra mente, corazón y alma en la presencia de Dios.

Foto de Raul Petri

Este artículo pertenece a la serie Meditación101 – Guía Básica de Meditación. Clicka aquí si quieres leer sobre otros Tipos de Meditación.