Meditación, Mindfulness

Meditación Mindfulness (Atención Plena)

Om101 Meditacion101 Meditacion Mindfulness

Origen y significado

La meditación mindfulness o de la atención plena es una adaptación de las prácticas tradicionales de meditación Budista, especialmente Vipassana, pero también tiene una gracia influencia de otros linajes (por ejemplo del Budismo Zen Vietnamita de Thich Nhat Hanh).

“Mindfulness” o atención plena es la traducción occidental del término Budista “Sait”. “Anapanasati”, la “atención plena de la respiración” es parte de númerosas prácticas meditativas, como la meditación budista Vipassana y la meditación Zen, o Zazen.

Uno de los grandes influyentes del Mindfulness en Occidente es John Kabat-Zinn. Su programa de reducción de estrés basado en el Mindulness (MBSR en sus siglas inglesas) – que desarrolló en 1979 en Escuela de Medicina de la Universidad de Massachusetts – se utiliza en hospitales y clínicas de salud desde hace décadas.

Cómo se practica

La meditación mindfulness es la práctica de la concentración intencionada en el momento presente, aceptando y prestando atención sin juzgar a las sensaciones, pensamientos, y emociones que surgen.

Para la prática formal, siéntate sobre un cojín en el suelo, o en una silla, con la espalda recta y sin apoyar. Presta atención al movimiento de tu respiración, cómo inhalas y exhalas. Mantén esta concentración en tu respiración durante toda la meditación, o también puedes prestar atención a sensaciones, pensamientos y sentimientos que surjan.

El esfuerzo es no añadir nada intencionadamente a la experiencia del momento presente, pero ser consciente de lo que está pasando, sin dejarnos llevar o apegarnos a nada en concreto que surja.

Tu mente se distrará con sonidos, sensaciones y pensamientos. Cuando esto sucede, con amabilidad reconoce tu distracción, y vuelve a centrar tu atención en la respiración u observa qué es el objeto que ha provocado esta distracción. Hay una gran diferencia entre estar dentro del pensamiento/sensación y simplemente ser consciente de su presencia.

Aprende a disfrutar de tu práctica. Una vez terminada, aprecia cómo tu cuerpo y mente se sienten diferentes.

Existe también la práctica del mindfulness durante nuestras actividades diarias: cuando comemos, caminamos o hablamos. La práctica consiste en prestar atención a lo que está sucediendo en el momento presente, ser consciente de lo que está pasando, y no vivir en ¨modo automático¨. Si estás hablando, presta atención a las palabras que dices, cómo las dices, y escucha con atención. Si estás caminando, sé más consciente de los movimientos de tu cuerpo, tus pies tocando el suelo, los sonidos que escuchas, etc.

La meditación sentada y el mindfulness del día a día son prácticas complementarias que se refuerzan la una a la otra.

Aprende más

¿Es para mi?

Para el público en general, probablemente ésta es la práctica más recomendable para empezar a meditar. Es la técnica más utilizada en escuelas y hospitales. Hoy en día el Mindfulness está muy extendido en la sociedad, no es en sí Budismo, pero sí una adaptación moderna y occidentalizada de las prácticas Budistas, por sus beneficios relacionados con la salud física y mental, y bienestar en general.

Para mucha gente, la meditación Mindfulness tal vez es el único tipo de meditación que les gustará, por su foco en los beneficios físicos y mentales de la práctica, ya que se enseña normalmente desvinculándolo de los conceptos filosóficos y espirituales que acompañan a la práctica en Oriente. Y eso está bien, ya que su práctica aportará grandes cosas a sus vidas.

Sin embargo, si tu objetivo es una transformación más profunda y crecimiento espiritual, la meditación mindfulness tal vez sea tu primer paso; y de ahí pasar a otras prácticas como la Vipassana, Zazen u otros tipos de meditación.

Este artículo pertenece a la serie Meditación101 – Guía Básica de Meditación. Click aquí si quieres leer sobre otros Tipos de Meditación.  

Foto de Geert Pieters