Meditación

Meditación Vipassana

Om101 Meditacion101 Meditación Vipassana

Origen y significado

“Vipassana” es una palabra Pali que significa en inglés “insight¨ (entendimiento, percepción profunda) o visión clara. Es una práctica budista tradicional, que data del s. VI a. de C. La meditación Vipassana, tal y como se enseña en las últimas décadas, viene de la tradición Budista Theravada, y fue popularizada por S. N. Goenka y el movimiento Vipassana.

Debido a la popularidad de la meditación Vipassana, la atención plena en la respiración ha pasado a conocerse directamente como “atención plena”.

Cómo se practica

Hay cierta información en conflicto respecto a la práctica de Vipassana. En general, la mayoría de los profesores enfatizan empezar con la atención plena en la respiración para estabilizar la mente y acceder a una mayor concentración. Esto es más como una meditación para centrar la atención. A continuación la práctica se me mueve hacia desarrollar una percepción más profunda de las sensaciones del cuerpo y mente, observándolos movimiento a movimiento sin aferrarse a nada.

Vamos ahora a realizar una introducción a la práctica Vipassana para principiantes. Para saber más, te recomendamos continuar con los links sugeridos y sobretodo, y si os es posible, aprender de un profesor (tal vez en un retiro Vipassana).

Idealmente, nos sentamos en un cojín en el suelo, con las piernas cruzadas, la espalda recta, o de forma alternativa sentados en una silla, pero sin apoyar nuestra espalda en el respaldo.

El primer paso consiste en desarrollar concentración, a través de la práctica de samatha. Esto se consigue habitualmente a través de prestar atención a la respiración.

Centra toda tu atención en el movimiento de tu respiración, notando las sutiles sensaciones del movimiento del abdomen subiendo y bajando. De forma alternativa, puedes centrar tu atención en la sensación del aire pasando por nuestros orificios nasales y tocando la parte superior de nuestros labios, aunque esto requiere un poco más de prática.

Con la atención en la respiración notarás que otras percepciones y sensaciones van desvaneciéndose: sonidos, sensaciones en el cuerpo, emociones, etc. Simplemente observa cómo esto sucede y vuelve tu atención a la sensación de respirar. La atención se mantiene en el objeto de nuestra concentración (la respiración) mientras que estos otros pensamientos y sensaciones son simplemente ruido de fondo.

El objeto que es el foco de la práctica (por ejemplo, el movimiento del abdomen) se llama “objeto primario”. Y un “objeto secundario” es cualquier cosa que surge en tu campo de percepción – ya sea a través de los cinco sentidos (sonido, olfato, algún picor en el cuerpo, etc.) o de la mente (pensamientos, recuerdos, sentimientos, etc.).

Si un objeto secundario capta tu atención y te desconcentra, o te causa deseo o adversión al aparecer, debes concentrate en este objeto secundario por un momento, etiquetándolo con una nota mental, como “pensamiento”, “recuerdo”, “deseo”. A esta práctica se le suele llamar “Anotar”.

Una nota mental identifica un objeto en general pero no en detalle. Cuando eres consciente de un sonido, por ejemplo, etiquétalo como “sonido”, en vez de “motocicleta”, “voces” o “perro ladrando”, anota “dolor” o “sensación” en vez de “dolor de espalda”. Entonces recupera tu atención al objeto primario de la meditación. Cuando notas un olor, di la nota mental “oliendo”, sin necesidad de identificar el aroma.

A través de esta anotación mental, prevenimos dejarnos llevar por pensamientos, y nos limitamos a notarlos de una forma objetiva. De esta manera, podemos observar los objetos de nuestra atención sin apego, dejando que pensamientos y sensaciones aparezcan y se desvanezcan a su propia merced.

Como resultado, desarrollamos un visión clara de que el fenómeno observado está impregnado de las 3 “marcas de la existencia”: la impermanencia (annica), la insatisfacción (dukkha) y el vacío de la existencía en sí misma (annata). Como resultado, se desarollan ecuanimidad, paz y libertad interior.

Aprende más

Retiros Vipassana

Los famosos retiros o cursos Vipassana se realizan en centros de meditación de todo el mundo y suelen consistir en 10 intensos días en silencio de 12 y 13 horas de meditación diaria. En su blog Vivir al Máximo, Ángel Vicente nos explica su experiencia en uno de estos retiros.

Si te gustaría tener más información de estos retiros, puedes visitar los siguientes links:

¿Es para mi?

Vipassana es una excelente meditación para ayudarnos a conectarnos más con nuestro cuerpo, y entender cómo funcionan os procesos en nuestra mente. Es un estilo de meditación muy popular, hay muchísimos profesores, webs, libros y retiros de varios días. No hay formalidades ni rituales alreadedor de esta práctica. Si eres completamente nuevo a la meditación, Vipassana o Mindfulness (Atención Plena) son buenas prácticas para iniciarte.

Este artículo pertenece a la serie Meditación101 – Guía Básica de Meditación. Click aquí si quieres leer sobre otros Tipos de Meditación.  

Foto de Peter Hershey.