Alimentación, Recetas

Crema depurativa de hinojo y remolacha

Om101_lalakitchen-crema-remolacha-romero-web-3

En esta receta que nos trae Elka Molker a través de su blog LaLaKitchen se combinan dos de los alimentos que más nos ayudan cuando todavía aprieta el frío y queremos hacer un poco de detox: el hinojo y la remolacha. Además, es una crema perfecta tanto para arreglar una cena entre semana como para servir de primer plato en una ocasión más especial. Hemos probado ambas opciones y nos han funcionado. Y si eres de esas personas que sufrimos anemia incorporar la remolacha a tu dieta de forma permanente te ayudará a ver cambios sustanciales en tus niveles de ferritina.

Cantidad: 2 – 4 personas
Tiempo: 40 minutos
Utensilios: batidora

Ingredientes

3 remolachas medianas
1 hinojo mediano (otro más si se quiere usar para decorar)
½ calabaza violín

Preparación

Calienta el horno a unos 220 °C

  1. Pon el agua en una cazuela y añade el resto de ingredientes. Tapa y deja cocinándose a fuego suave mientras se hace el horneado.
  2. Pela las remolachas y trocea en cubos, pon en una bandeja de horno protegida con papel antiadherente. Añade sal y aceite y mezcla bien. Reserva
  3. Pela la mitad de la calabaza, haz cubos grandes, coloca en la misma bandeja que la remolacha y añade también aceite y sal. Reserva
  4. Filetea a lo largo el hinojo, extiende en una esquina de la misma bandeja y añade aceite y sal.
  5. Pon en la mitad del horno, baja la temperatura a unos 180-200°C y hornea hasta que esté tierno. Esto será unos 30-40 minutos, dale una vuelta a la mitad para que no se quemen.
  6. Cuando esté listo, retira del horno y reserva.
  7. Cuela el caldo y pon en la batidora con el horneado (reserva una parte si quieres utilizarlo de decoración)
  8. Bate un minuto hasta tener una crema. Ajusta de sal a tu gusto.

Para servir

Pon la crema en un bol y añade unos cubos de la remolacha horneada, un poco de cebolla macerada, sal, aceite y unas almendras laminadas. Si tienes verdes de hinojo fresco, añádelo también. Le dará mucho aroma y alegría a la presentación. También puedes decorar con un poco de romero fresco.

Para la cebolla macerada

Filetea una cebolla roja y mezcla bien con un poco de aceite, vinagre de manzana sin filtrar y sal. Guarda así en la nevera en un tarro de cristal y utiliza como acompañamiento de tus comidas.

Foto de Elka Molker publicada en su blog Lala Kitchen